Acerca de Simplementesoy

 

 

Primero de todo tengo que decir que no soy un Gurú. No soy coach. No soy psicólogo ni terapeuta. No soy licenciado. No soy escritor, periodista o Blogger porque yo Simplementesoy.

Transición de siglo, milenio y la nueva era de un mundo y economía digital, gracias a Internet, que ha acelerado nuestras vidas de una manera desproporcionada que no sabemos manejar, aún.

No hay duda de que estamos viviendo una era emocionante, palpitante, vibrante. Es un momento en la historia de la super información y del confort sin duda alguna.

Podemos tener relaciones sociales en cualquier parte del Planeta a un Clic. Compramos por Internet cualquier cosa que necesitemos y nos la traen a casa a un Clic. Nos enseñan en tutoriales infinidad de material que van desde cómo hacer aviones de papel, pasarte una pantalla de un video juego, aprender un idioma o cómo cortarse el pelo uno mismo a un Clic. Aún así, la gran mayoría de nosotr@s somos un@s inútiles y aún no sabemos cortarnos el pelo a nosotr@s mism@s. Como dice mi querida mujer – somos unas bed bugs-.

Lo curioso del tema es, que aún viviendo en esta era de la tecnología y comodidad, muchos de nosotr@s no nos sentimos satisfech@s con nuestras vidas. Sentimos un vacío interior que no somos capaces de llenar con dinero o con cualquier otra cosa material que estuviera destinada a ofrecernos la felicidad.

Ahora mismo, bajo mi percepción, la humanidad se está enfrentando a esta situación como si fuera un niño de 3 años con un juguete nuevo para niñ@s de 12. Le encanta, le apasiona, se entretiene con el juguete, pero no sabe como sacarle partido porque es demasiado ingenu@.

Como hay mucha ingenuidad, aceptamos lo que nos imponen desde pequeñ@s. Estudia (lo que sea) aunque no te motive y te haga levantar de la cama de un salto. Trabaja (en lo que sea que te de para pedir una hipoteca a 30 años como máximo) aunque sean ocho horas de tu vida al día o más. Cásate (porque debes tener una familia que cuidar) aunque no seas feliz con él o ella.

Tengo que decir que no es el caso de mis padres. Bueno, mi padre si que se puso un poco pesado con los estudios porque tenía que ganar “mucha plata”. ¡Argentino, claro!

Simplementesoy, como estilo de vida, es el arte de no identificarte con nada. Simplementesoy nace para vivir la vida a nuestra manera. Vivir simplemente de una forma libre y ejerciendo nuestra pasión, sea cual sea. Ese es el objetivo.

Yo creo ciegamente en la evolución. ¿Porqué? ¿Qué quiero decir con esto? Quizás porque, según mi percepción de la vida, ningún Ser sintiente quiere tropezar dos veces en la misma piedra (aunque a veces tropecemos varias más) así tratando de mejorar la calidad de su vida y la de su entorno. El ser humano busca el confort y tarde o temprano la tranquilidad y claridad emocional. Por esa simple razón, me inclino a pensar que iremos a mejor cueste lo que nos cueste.

Jorge R. Cousillas. Creador de Simplementesoy

 

 

Hola, me llamo Jorge y nací en el Planeta Tierra al igual que tú. En mi caso hace en el 82.

Con 10 años de vida ya había recorrido medio mundo viviendo en tres continentes (si contamos América como dos continentes) y vivido en más de 20 localidades diferentes.

Mi vida era y es una pura aventura. Aprendí que la zona de confort no iba a ser lo mío.

No tengo ningún título académico. Tampoco poseo ningún tipo de formación profesional o curso que me identifique con algo específico.

A partir de 6º de EGB la escuela me empezó a aburrir y me empezaba a preguntar por qué tenía que estudiar cosas que no me inspiraban. Después de repetir 3º de ESO y 1º de Bachiller, decidí dejar los estudios con 19 años.

Me alisté en las Fuerzas Armadas como soldado profesional firmando un contrato de tres años para poder prepararme unas oposiciones de bombero. Caí en una depresión leve y dejé de preparar la oposición.

Los años siguientes son de una consecución de trabajos en venta. Agente inmobiliario, agente de cursos de formación, visitador médico de ortopedia, representante de una firma de peluquería, comercial de ONG, agente de seguros, etc.

Seguía sin encontrar mi sitio en la vida. No me sentía realizado con ningún trabajo. El dinero veía que no me daba la tan ansiada libertad y felicidad.

En 2013, plena crisis económica en España, decido irme a Londres a buscar un nuevo comienzo. Mi madre, en ese momento vivíamos juntos, me apoyó al instante.

Antes de irme a Londres, mis amigos me preparan una fiesta de despedida y ahí conozco a la mujer de mi vida. Mi actual pareja y madre de nuestro hijo e hija.

Llevo en Londres 7 años y 13 días. Hemos decidido los dos que el año que viene nos volvemos a España. Londres nos ofreció muchísimo. Miles de nuevas experiencias, la posibilidad de trabajar media jornada para poder criar a los niños, un piso del gobierno. Gracias a que es la ciudad más cosmopolita del mundo, he experimentado en el día a día, que no sólo existe mi cultura. Ahora tengo una mejor compresión que antes sobre el respeto intercultural.

Hoy en día soy un hombre feliz compartiendo mi vida con la mujer que siempre he soñado. Me respeta como soy, me apoya en todo lo que quiera (por alocado que parezca), me enseña a ser un mejor Ser Humano y encima es la mejor madre para nuestros hijos. Ellos son, en muchísimas ocasiones, los que me hacen salir de mi complacencia y dar las gracias por estar vivo y poder disfrutar de ellos.

Me gustaría anotar un pensamiento.

Aunque hoy por hoy tengo todo lo que necesito como Ser Humano para ser feliz, me sigo preguntando porqué tengo esa sensación de no plenitud en mi Ser. Por alguna razón en mi vida no quise etiquetar mi Ser con una profesión o título académico.

Cuando decimos soy fontanero o electricista, economista, profesor, etc., estamos de alguna manera limitando nuestro potencial de dedicarnos a otras muchas cosas porque ya no podemos vernos realizando otra cosa.

No sé si te pasa a ti. Pero nunca me he visto trabajando en un mismo puesto de trabajo toda mi vida. Haciendo lo mismo cada día a la misma hora y viendo a la misma gente durante 35 o 45 años. No digo que tenga algo de malo. Si te apasiona lo que haces pues es una maravilla lo afortunad@ que eres. Es sólo que no encaja con mi conciencia o el cúmulo de experiencias que he adquirido a través de mi vida.

Mi objetivo es poder encontrar mi libertad en todos los aspectos. Voy a escribir sobre temas relacionados para poder aprender. Si quieres seguir el camino conmigo, te doy la bienvenida a Simplementesoy. Seguro que entre todos podremos alcanzar nuestras metas.

 

Mucho amor y tranquilidad.